lunes, 16 de octubre de 2017

Galicia non arde, a Galicia quéimana

Hoy Galicia amaneció cubierta de niebla. Y nos creeríamos, tal vez, que era solo niebla si no fuese por el olor a ceniza, desesperación y muerte. Nuestros montes, nuestra fauna y, en definitiva, nuestros hogares han sido devorados por las llamas. Fuego provocado intencionadamente. Terrorismo forestal imperdonable.

Hoy Galicia llora, porque no hay nada que le duela más a un gallego que ver su tierra destruida. El verde se convirtió en naranja, el olor de la naturaleza más salvaje y bella fue sustituido por el humo que todavía encharca nuestros pulmones. Polvo y ceniza. Miles de hectáreas calcinadas, animales muertos o despojados de su hábitat, familias que veían sin poder hacer absolutamente nada como sus hogares desaparecían. Vidas perdidas.

Hoy Galicia llora y cruza los dedos porque esa lluvia que tanto caracteriza nuestro clima cubra por completo todo el territorio.

Y, sobre todo, hoy Galicia llora porque ayer no pudo hacerlo. Durante este fin de semana el pueblo gallego volvió a demostrar su valía. Todos a una se lanzaron a las calles, cubo en mano, rabia en pecho, para proteger lo que tanto aman. Lo que tanto amamos. No podría enorgullecerme más de ver a mi pueblo apretando los dientes y ayudándose los unos a los otros para salvar “a nosa terriña”. Cadenas humanas intentando solventar las llamas, voluntarios, gente acogiendo animales en peligro, ofreciendo sus casas…


Hoy gritamos al viento aquel lema que tan famoso se hizo cuando el hundimiento del Prestige en el 2002 tiñó nuestras costas de negro: NUNCA MÁIS. Y os lo gritamos a vosotros, a los que habéis intentado destruir (de nuevo) nuestra tierra. Podéis quemar nuestras casas y nuestros montes, pero resurgiremos de las cenizas porque no podréis quemar nuestro espíritu. Al igual que tampoco podréis quemar el espíritu de nuestros hermanos asturianos y portugueses. 


8 comentarios:

  1. La mayoría nos sentimos un poco más quemados....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quemar nuestra tierra es quemarnos a nosotros.

      Eliminar
    2. Yo estoy enfadada por esto y por la otra realidad que estamos viviendo en nuestro país. Cada día me levanto pensando en la idiotez humana y si realmente nos merecemos el planeta. Me da pena por nuestros hijos.

      Eliminar
    3. Yo estoy enfadada por esto y por la otra realidad que estamos viviendo en nuestro país. Cada día me levanto pensando en la idiotez humana y si realmente nos merecemos el planeta. Me da pena por nuestros hijos.

      Eliminar
    4. Unos se lo merecen, otros no. El ser humano ed un cáncer para el planeta. Lo destruye poco a poco. Es triste pero es así. Y en España ultimamente no hay más que malas noticias. Disculpa por las palabras que voy a utilizar, pero el mundo se va a la mierda.

      Eliminar
  2. Cada día siento dolor emocional por está gente sin alma ni remordimiento que antepone unos euros ante la vida de tantos animales y plantas, seres humanos y sus vidas. Porque estoy segura que han sido un grupo de gente con vistas de hacer dinero con esto. Los incendios no aparecen a la vez varios a la vez a altas horas de la noche.

    ResponderEliminar
  3. Cada día siento dolor emocional por está gente sin alma ni remordimiento que antepone unos euros ante la vida de tantos animales y plantas, seres humanos y sus vidas. Porque estoy segura que han sido un grupo de gente con vistas de hacer dinero con esto. Los incendios no aparecen a la vez varios a la vez a altas horas de la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy igual que tú y no puedo sentir más asco y más rabia cada vez que me asomo a la ventana y veo como han destruído lo más bonito que tenemos. Qué tristeza más grande!

      Eliminar

Mis libros

Mis libros
Clic en la imagen y a leer, ¡adelante!