Mis libros

Mis libros
Clic en la imagen y a leer, ¡adelante!

viernes, 4 de agosto de 2017

Construir.

1. tr. Hacer de nueva planta una obra de arquitectura o ingeniería, un monumento o en general cualquier obra pública.

La gente te va a juzgar, eso es algo que tengo claro desde que tengo uso de razón.

 ¿¿Te has pintado el pelo de rosa?? ¡¡Qué atrevido!! ¡¡No deberías haberlo hecho!!

¿De verdad? ¿Bellas Artes? Uf… No tiene salidas laborales…

¿Cómo que no vas a tener hijos? Se te va a pasar el arroz y luego ¿qué? Sola, sin familia propia, sin nadie que te cuide…

Da absolutamente igual lo que hagas, siempre vas a ser criticado, juzgado sin un juicio justo por personas que ni siquiera se han parado a analizar sus propias elecciones antes de condenar las tuyas. Jueces de la vida, pero también jueces especializados en diversos temas que creen tener la verdad del universo escondida en la palma de su mano (y solo SU mano), jueces con la divina potestad para corregir tus errores. Sí, como lo oyes. TUS ERRORES. Esas caídas “tontas” que todo el mundo sufre a lo largo de su vida, caídas que te raspan las rodillas dejándote pequeñas (o enormes) cicatrices a modo de recordatorio para que no vuelvas a tropezar en la misma decisión, en el mismo camino, en la misma piedra… O, tal vez, para recordarte que si te caes y sientes el dolor es porque estás vivo, estás intentándolo. Sigue intentándolo. Intentarlo es la única manera de conseguirlo.


Solo tengo una pregunta para ti: ¿te importa el veredicto de esos falsos jueces? Si la respuesta es tienes un problema. No deberías dejar que los demás se cuelen en tu cabeza. El camino que otro ha elegido solo es eso, SU camino. Somos seres independientes, individuos con diferentes ideas, valores y sentimientos. Cada uno debe construir su propio camino y, precisamente en esta palabra reside el truco: construir. Los caminos de la vida no se toman, se construyen. Crea un puente que te dirija a lo que quieres ser y jamás errarás la trayectoria. Si por el contrario tu respuesta es no, mi más sincera enhorabuena, tú puente tiene unos buenos cimientos, sigue construyendo. 




4 comentarios:

  1. Buena pregunta.
    A mí me importa un pimiento lo que opine/diga/juzgue/piense la gente de lo que digo/hago/pienso/siento. Y hace mucho tiempo que aprendí a decir NO. ¡Encantada de la vida me hallo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada mejor, Alicia. La gente tiende a ser mala, envidiosa y a criticar por deporte... Una pena, lo importante es lo que tu dices, no dejar que te afecte. Un saludo :)

      Eliminar