Mis libros

lunes, 31 de julio de 2017

Sueña



Cierra los ojos. ¿Los has cerrado ya? Vale. 

Imagina que estás en ese lugar al que siempre has querido ir o en el que siempre has querido vivir. Tal vez una casita junto una playa poco transitada. Quizás eres más de campo o de montaña. Da igual, simplemente visualízalo. Visualízate en él.  Olvida el ruido, la contaminación. Olvida las preocupaciones, las obligaciones, los problemas. Olvídalo todo. Solo el sonido del silencio y tú.

Está bien, abre los ojos, pero ¡cuidado! No en esta realidad llena de relojes agotando tu tiempo. Abre los ojos en esa ilusión, en ese sueño lleno de anhelos. Abre los ojos y mira a tu alrededor, visualízalo todo, empápate del momento. Camina, respira, sonríe, aprovéchalo; no hay relojes, no existe el tiempo. 


¿Lo sientes? Hasta esa vocecita crítica que te susurra en los peores momentos sabe que tengo razón en esto. No, no me mires así, esto puede ser un sueño, pero los sueños se cumplen, siempre y cuando decidas seguir durmiendo.  


7 comentarios:

  1. Qué maravilla es poder desconectar del ruido, de las prisas, los agobios. Ese es uno de los motivos por los que me gusta tanto el verano: porque, aunque sean solo unos días, tienes la oportunidad de romper con la rutina y olvidarte del tiempo.
    Precioso el paisaje de la foto, por cierto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran razón, el verano ayuda mucho a desconectar de todo el ruído que nos rodea a diario.

      El paisaje de la foto es en As Rías Baixas, no recuerdo el nombre exacto del lugar pero es entre O Grove y Sanxenxo. Hay playas preciosas (Galicia Calidade 😊).

      Muchas gracias por comentar y, por supuestísimo, por leer. Un saludo 🤗

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Claro, conciso y con un mensaje muy evidente: desconectar del mundo de la urbe y del trabajo. La brisa, el eco del viento, la espuma y el yodo del mar y otros muchos te aportan esa calma que uno necesita... y al final del día zambullirse en el agua como gotas copiosas bien sea pleamar o bajamar.
    Saludos y a disfrutar de esos momentos tan peculiares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y, por supuesto, por leerme.
      Un saludo y espero que tú también puedas disfrutar de esos momentos 🤗

      Eliminar
  4. A mi me gusta el "silencio de la naturaleza". El "silencio" que produce el agua en la proa o el viento en las velas,... el "silencio" de las hojas movidas por el viento,... el "silencio" de las olas del mar,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay Baile del Norte! ¡Qué buen gusto tienes! Esos son los mejores silencios...
      Un saludo 🙂

      Eliminar