Mis libros

jueves, 20 de julio de 2017

Hojarasca

1. f. Conjunto de las hojas que han caído de los árboles.


"Su brillante melena dorada
 esparcida como un río
sobre la hierba seca se confundía
con la propia naturaleza".
Sus preciosos ojos grises miraban al cielo sin ver realmente nada. Su brillante melena dorada esparcida como un río sobre la hierba seca se confundía con la propia naturaleza, camuflándola como a una ninfa de los bosques. Sus manos reposaban sobre el suelo, descansando, acostumbrándose a la nueva superficie, abrazándola y aceptándola como a su nuevo hogar. En su mejilla derecha restos de tierra, en su ropa restos de recuerdos de un último encuentro. Todo en su cuerpo espiraba vida, pero solo la espiraba. Su teléfono, olvidado bajo un árbol debido a la torpeza de un último momento reclamaba desesperado, entre melodías disparatadas, la atención de su dueña. Sin embargo, ella no lo oía. Hacía horas que ni oía ni escuchaba nada. Tampoco escuchó el grito del niño que encontró su cuerpo sin vida camuflado con la hojarasca y la hierba de un prado cercano a su casa.



4 comentarios:

  1. Un triste pero parece que sereno final...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si sereno, en mi imaginación no lo fue mucho... En cuanto a lo de triste, yo diría que no existen finales felices. Por el simple hecho de implicar un final, una última vez. Un saludo :)

      Eliminar
  2. Hola, Sanbeta.
    Soy nueva por aquí; este es el primer relato tuyo que leo, y me ha sorprendido ese final.
    La brevedad es un arte que me gusta especialmente en la narrativa, y veo que con pocas palabras has conseguido crear una ambientación opresiva. Al leer la descripción me ha venido a la cabeza automáticamente la pintura de "Ofelia" de John Everett Millais.
    Un saludo y encantada de leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mrs. Sofía,

      Primero y ante todo ¡bienvenida! Me alegro mucho de que te haya gustado este relato, muchísimo... Estaba un poco baja de ganas y los comentarios positivos siempre recargan las pilas. Te invito a que me sigas leyendo y, por supuesto, comentando.

      Con tu permiso me voy a dar una vuelta por tu blog, que tiene buena pinta.

      ¡Un saludo! ¡Nos leemos! 😊

      Eliminar